3 comentarios el “CIUDADANO KANE II “RKO 281”

  1. Impresionante disección de Welles y de la película. A mí, particularmente, siempre me ha caído especialmente bien, pero desde luego, era un personaje particular.

    Enhorabuena por la calidad del artículo, deberías estar escribiendo en Fotogramas, la verdad.

    • Gracias Román, se agradecen muchísimo tus palabras. Son muchos años de autismo cinematográfico y en algo se tiene que notar 🙂

      Yo tengo un problema con Welles, lo amo y lo odio a partes iguales, pero lo adoro. Se me hizo un poco complicado escribir las dos entradas de “Citizen Kane” porque Welles, Kane y Herast se me hacían un solo ente. ¿No crees? Es algo que le llevo dando vueltas…

  2. Por Welles siempre he sentido algo parecido a lo que tú expresas: un odio y un amor a partes iguales, si bien siempre prevalece lo positivo, especialmente después de ver ciertas obras suyas. Ciudadano Kane es una película que tengo en un altar en mi vida -por muchas razones, por mi padre- y que entró en mi vida casi al mismo tiempo que otra gran obra que mencionas en el artículo: La Diligencia.
    De Ciudadano Kane me fascina la posición de la cámara, la luz, esos ángulos tan extraños y tan poco convecionales. Me gusta cómo maneja el tiempo, las elipsis. No me canso de verla porque no me canso de mirar a Welles. Es un ser que me inspira miedo, respeto y, al tiempo, cierto cariño.
    Muchas gracias, Penny, por traer esta película aquí. Sigue así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s