2 comentarios el “CAUTIVOS DEL MAL (1952)

  1. Gran película. Me alegro de haberla visto y os doy las gracias por haberla traído hasta aquí. Me quedo con la duda de quién realmente se aprovecha de quien, de quién es honesto y quién traidor. Shields no engaña a nadie. Me quedo con esta frase, que cito de memoria: “No quiero una esposa, quiero una estrella”. Las cosas claras, pero nadie parece quere escucharle. Shefields va con la verdad por delante y muestra a todo el mundo el camino para alcanzar los objetivos. Shefields es como un Maestro, pero con piel de lobo, con colmillos, a diferencia del Maestro habitual, representado siempre suave y con piel de cordero.

    • Todo se aprovechan de todos, aunque unos prefieran ponerse en el papel de víctimas. Bueno, en el caso del guionista sí que llego a entender más que a ninguno su pena. Lo que no me atrevería a afirmar es que existe alguien honesto. El eje central de la película es ese: los trapos sucios de Hollywood. Me gusta tu idea del maestro con piel de lobo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s