2 comentarios el “LA NOCHE DE LA IGUANA

  1. Yo también tenía una actriz omnipresente: era Katharine Hepburn. En la categoría de actores lo era su otra mitad: Spencer Tracy. Curiosamente, los dos no compartieron hogar a pesar de compartir otras cosas.
    De la película _La noche de la iguana_ me he sentido siempre especialmente atraído por esa pareja de personajes que no paran de bailar, que representan -desde mi modesto parecer- la esencia del lugar -lo epicúreo, lo casi orgiástico que está flotando durante toda la película. Esos dos personajes representan lo contrario a aquello con lo que se abre la película -el templo de Dios, el Cielo- y representan un hogar alternativo al que aspiran la mayoría de los personajes -es allí donde el poeta puede terminar su obra, en ese hogar en la mitad de la nada, más cerca del infierno que del cielo.
    Me callo.

  2. Totalmente de acuerdo contigo Ricardo. Cierto es que no los he expuesto y son parte importante y muy representativa del espíritu de la película. Gracias por el comentario, es una gran aportación a la entrada de esta película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s